Última Hora

En el marco del 2° aniversario del Plan Nacional de Descarbonización, el presidente Carlos Alvarado firmó el decreto que crea los Parques Naturales Urbanos (PANU), cuyo fin es conservar los ecosistemas en la ciudad.

El anuncio fue dado a conocer este miércoles en el Parque Ecológico La Colina de Curridabat.

La actividad contó con la presencia del representante residente de PNUD en Costa Rica, José Vicente Troya, el alcalde de Curridabat, Jimmy Cruz, así como de ministros y diputados de la República.

La iniciativa busca preservar hábitats remanentes, capturar carbono, estimular la recreación y ecoturismo; propiciar la conectividad biológica con la trama verde de la ciudad y sus ríos, y prevenir desastres naturales.

A partir de hoy el país mejora su sólido sistema de áreas protegidas, ahora con 10 categorías de manejo.

“Los ecosistemas urbanos son fundamentales para tener ciudades y personas sanas. Dentro del Plan Nacional de Descarbonización, Costa Rica se comprometió a tener 4.500 hectáreas de áreas verdes para el bienestar de la ciudadanía. Nuestro país necesita recordar que las áreas que ahora vemos urbanizadas y grises eran ecosistemas vivos hasta hace unas décadas. Con las medidas correctas, podemos rescatar a los sobrevivientes y regenerar muchas áreas, que traerán salud y beneficios económicos a la ciudadanía”, dijo la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza. 

Por su parte, José Vicente Troya Rodríguez, representante residente de PNUD en Costa Rica, aseguró:

“Lo más apasionante de este proceso es atestiguar cómo Costa Rica lidera una nueva economía descarbonizada, un camino que el mundo debe seguir en este momento de la historia que nos tiene asediados, por un lado, con una crisis de salud global que está disparando la pobreza, el desempleo y la violencia contra mujeres y niñas; y por otro lado, con una emergencia climática acelerada que pone en riesgo la sobrevivencia de la humanidad. De ahí la urgencia de construir ciudades verdes y sanas que proporcionen seguridad y oportunidades de desarrollo socioeconómico”.

La categoría de Parque Natural Urbano estimulará la promoción y estrategia de esa dinámica turística, generando empleos verdes asociados a estas actividades.

 Además, amplía los beneficios de los espacios verdes y sus servicios ecosistémicos, en la salud mental y física de la ciudadanía.