Última Hora

El Patronato Nacional de la Infancia llevará al juzgado a los padres de familia que impidan que sus hijos menores de edad reciban la vacuna contra COVID-19.

Todos los menores de 18 años tendrán que estar vacunados contra el virus por disposición de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología.

La dosis ya forma parte del esquema básico oficial de vacunación en nuestro país, por lo tanto, es obligatoria.

Serán los padres de familia y representantes legales los responsables de velar porque sus hijos reciban la inmunización de forma oportuna.

Se aplicará el mismo proceso que se realiza cuando se detecta que algún menor de edad no ha recibido vacunas contra la varicela o la polio, que también son obligatorias.

Hasta el 2 de noviembre, el 73% de la población de 12 a 19 años ya cuenta con al menos una dosis de vacuna contra COVID-19.

Pfizer aún debe solicitar la autorización para el uso de sus dosis a menores de 12 años; sin embargo, el Gobierno ya gestionó la compra de 1,5 millones de vacunas para esta población.

Desde que inició la pandemia más de 60 mil menores de edad se han contagiado con el virus, de ellos 24 perdieron la vida.

El PANI tendrá abierta la línea de consultas para los padres que tengan alguna duda con respecto a la nueva directriz.