Última Hora

La emergencia provocada por la pandemia de COVID-19 ha obligado a suspender más de 700.000 citas y procedimientos en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Desde que se confirmó el primer caso del nuevo coronavirus en el país (6 de marzo) hasta la semana anterior (9 semanas), la Caja ha debido suspender 675.895 consultas, 18.780 procedimientos ambulatorios y 22.647 cirugías.

El Presidente Ejecutivo de esa institución, Román Macaya, confirmó que con el anuncio del Gobierno de la primera etapa de reapertura de comercios y áreas sociales, la Caja también empezará a rehabilitar algunos de los servicios de menor riesgo y a la reprogramación del mayor número posible de citas y procedimientos.

Los primeros servicios en rehabilitarse próximamente serán las cirugías ambulatorias, los servicios de laboratorio, consulta general, consulta especializada, consulta odontológica y cirugías de corta estancia.

“Vamos a estar monitoreando el avance de la pandemia para poder decidir si podemos ir abriendo más sectores o si por el contrario tenemos que regresar con más cierres (…) Las estrategias para acortar tiempos de espera y cuando podamos ser más agresivos en esas estrategias dependerá también de eso”, dijo Macaya.

El jerarca aseguró que otra forma de acelerar ese proceso será mediante el uso de herramientas virtuales gracias a la “ruptura de paradigma” que ha permitido la emergencia en el tema de citas y consultas virtuales y otro tipo de telemedicina.