Última Hora

Los padres de Samuel y Ezequiel continúan una lucha legal para que sus hijos reciban una pensión de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Elevaron el caso a sede judicial, pero la familia Núñez Badilla no ha recibido buenas noticias.

Se enteraron de este nuevo revés justo el día en que celebraban dos años de la separación.

La vía administrativa se agotó, porque según la Caja, la familia no reúne los requisitos socioeconómicos, en su momento así lo explicó el gerente de pensiones.

Un médico forense determinó que los gemelos Núñez Badilla, en cuanto a la parálisis cerebral profunda, para fines de pensión por invalidez, sí reúnen las características de forma permanente e irreversible.

Además, existe un criterio del departamento de trabajo social del Hospital de Niños que impide que los padres de Samuel y Ezequiel trabajen, ya que deben dedicarse al cuidado exclusivo de los niños. Intentamos conocer una nueva reacción de la Caja, pero la consulta apenas se encuentra en trámite.