Última Hora

Las autoridades del Hospital San Juan de Dios están preocupadas por el aumento de pacientes hospitalizados en condición de abandono.

Gina Coto, jefa del Servicio de Trabajo Social señaló que en 2020 atendieron un total de 53 pacientes abandonados. En el primer trimestre de este año, el centro médico reporta un total de 20 personas en dicha condición.

“Con ese comportamiento uno esperaría que para fin de año haya unas 80 personas en condición de abandono. Esto puede tener relación con que las personas están muy afectadas económicamente por la pandemia”, explicó Paola Granados, subjefa de Trabajo Social.

Hasta el 27 de abril, 15 pacientes permanecían en esa condición: uno tiene 123 días de estar internado y diez de ellos son adultos mayores.

Teletica.com conversó con Granados para profundizar en esta problemática. Los detalles en la siguiente entrevista.

¿En qué condiciones entran los adultos mayores?

La mayoría no entra en abandono, más bien entran por una afectación médica. Cuando los médicos los tratan, identifican si hay una irregularidad en la condición social, entonces nos refieren el caso y es la trabajadora social quien detecta si hay un caso de violencia por abandono. 

En pocos casos, las personas están en la comunidad y, como respuesta a alguna situación que ocurrió en la vivienda, los vecinos los traen a Emergencias.

¿Qué les dicen las familias de por qué no van por ellos?

Hay familias que no tienen la capacidad de atenderlos porque tienen condiciones de pobreza y algunos tienen hasta barreras de educación que les dificultan entender los términos médicos o algunos no tienen condiciones de vivienda, entonces el espacio no es adecuado, más que todo cuando son pacientes que están encamados y ante la imposibilidad de la familia de asumir nos dicen que no pueden, no es que no quieran.

En otros casos, cuando la familia manifiesta que no desea hacerlo, está relacionado con una historia de violencia detrás o que la persona que está aquí enferma no asumió la maternidad o paternidad de sus hijos en la infancia, entonces no hay vínculo afectivo o no sabían de la persona desde hace 10 años. A veces, lo que hay detrás es una historia de mucho dolor de violencia. Entonces no hay un interés por asumir esta responsabilidad.

¿Cómo le explican a los pacientes que no van a ir por ellos?

A veces tenemos la situación de que, además de una dolencia física, algunos tienen una discapacidad cognitiva, entonces nosotros tenemos que estar claros de que la persona tiene la capacidad de entendernos, pero si no es así, nosotros actuamos de oficio y hacemos todos nuestros esfuerzos para protegerlos.

Cuando la persona sí logra mantener una conversación y sí entiende su contexto, hacemos una intervención terapéutica. Cuando hay familias les pedimos que ellos les den la noticia al paciente que no los van a asumir y les damos el acompañamiento, en algunos casos el paciente lo presume, que no lo van a apoyar, y en algunos casos no desean mantener el contacto con la familia.

¿Qué pasa si el paciente no quiere ser reubicado en un albergue?

En esos casos, tenemos que hacer todo un trabajo terapéutico para que la persona tenga mayor conciencia del riesgo en el que está para que, finalmente, pueda ingresar al albergue.

Reubicación de pacientes

Desde el fin de semana pasado, la familia de una paciente presentó opciones de reubicación familiar, otro fue reubicado por intervención del Conapdis, seis cuentan con respuesta positiva por parte de Conapam a la espera de ser trasladados y siete permanecen internados en espera de reubicación.

El centro médico ha coordinado con el Conapam y el Conapdis, cuya respuesta es que mantienen una larga lista de espera o que disponen de hasta tres meses para resolver, por lo que la mayoría de las situaciones deben elevarse a la vía judicial.

Pacientes se ubicarán en Unidad Médica Móvil

Este fin de semana, 15  pacientes fueron trasladados a los módulos del hospital móvil: siete son personas en condición de abandono. En este espacio contarán con servicios médicos, de enfermería, laboratorio, farmacia, nutrición, trabajo social, entre otros.

Esta unidad médica móvil se instaló gracias al apoyo del Hospital Nacional de Niños, que facilitó tres módulos: dos para internamiento y uno para el servicio de enfermería e insumos necesarios para la atención de los pacientes.

App Teletica