Última Hora

La onda tropical #52 ya cambió de categoría y ahora es la depresión tropical #31.

El fenómeno se ha formado al norte de la Península de la Guajira en el Mar Caribe. Actualmente, mantiene una velocidad de desplazamiento de 11 km/h hacia el norte de Centroamérica y, de momento, no tiene ningún tipo de afectación indirecta sobre el país.

Para el sábado se prevé que la depresión tropical esté más cerca y con ello se espera un acercamiento de la Zona de Convergencia Intertropical, lo que provocará durante la tarde y primeras horas de la noche un reforzamiento de la actividad lluviosa en la vertiente del Pacífico.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos pronostica que la depresión se fortalezca en tormenta tropical este mismo viernes. Cuando esto ocurra, se llamará “Iota”.

Es posible que se fortalezca durante el fin de semana e incluso podría estar cerca de la fuerza de un huracán cuando se acerca a América Central.

Actualmente, la depresión cuenta con vientos máximos sostenidos de unos 35 mph (55 km/h) con ráfagas más altas.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) continuará el seguimiento a la depresión tropical y se informará de los cambios que se presenten en el sistema.

El desplazamiento de este fenómeno mantiene en alerta a todo Centroamérica, pues amenaza con afectar en los siguientes días.

La esperanza se mantiene en que su impacto no sea tan grande como el ocurrido hace una semana con el huracán Eta, sin embargo, los pronósticos aún son inciertos. Se tendrá que esperar la evolución del fenómeno en las próximas horas.

Los expertos del IMN advierten que lo que sí nos afectará este viernes por la tarde son las lluvias producto de la Zona de Convergencia Intertropical.

Ante la vulnerabilidad que existe en varias regiones del país, se pide estar atentos y tomar medidas de precaución.