Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago no descarta hacer más búsquedas en el botadero clandestino, ubicado en San Jerónimo de Cachí, antes de dar por cerrado el caso de la joven Allison Bonilla.

Una vértebra, dos costillas y una prenda de vestir son los hallazgos más recientes en relación con este caso.

Desde que el domingo un grupo de voluntarios encontrara los primeros restos, la policía levantó de ese mismo sitio varios indicios similares.

Las prendas y restos óseos están en el laboratorio de Ciencias Forenses para ser sometidos a análisis de ADN. El resultado podría tardar varias semanas antes de confirmar que se trate de la joven desaparecida el 4 de marzo de este año.

Pese a los hallazgos, el OIJ de Cartago no descarta regresar al botadero clandestino para buscar más indicios.

La búsqueda se suspendió por este fin de semana, a la espera de que la Fiscalía determine si es necesario hacer una nueva incursión.