Última Hora

Tras la denuncia de espionaje a periodistas del Grupo Extra, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ha reconocido que hicieron rastreo a llamadas telefónicas.

Sin embargo, Gerald Campos, subdirector del organismo, dijo que esto formó parte de una investigación contra una funcionaria del OIJ.

Al parecer, la investigadora habría revelado información sensible durante un secuestro, lo que, aseguró, habría puesto en peligro la vida de la víctima.

Agregó que el procedimiento formó parte de la concatenación de llamadas que deben hacer como parte de la investigación.

Campos dijo que comparten con los medios de comunicación el interés de informar, sin embargo, recordó que existen los canales destinado para ello.

En relación con la agresión que reclamó periodista, Manuel Estrada, supuestamente ocurrida durante un simulacro, el subdirector del OIJ afirma que desconoce el caso.

Eso sí, invita al comunicador a buscarlo e interponer una denuncia formal, para abrir un procedimiento interno.