Última Hora

Ellos demuestran su compromiso, tienen entrega, son muy responsables y están disponibles para trabajar en donde los necesiten.

Son 8 oficiales de tránsito que trabajan como voluntarios, cada uno de ellos tienen sus profesiones y la mayoría son pensionados.

En este tiempo de crisis que vive el país y con las restricciones vehiculares sanitarias, su labor es de gran importancia.

José Eduardo Flores Madrigal es uno de ellos, entra a las 7:45 de la mañana y ofrece sus servicios hasta las 4 de la tarde, es oriundo de Orotina y actualmente vive en Heredia.

De momento estos policías de Tránsito están trabajando en Guanacaste, Heredia y San José.

Todos ellos merecen nuestra admiración, porque cuando más los necesitan ellos trabajan por amor al país y sin recibir ningún tipo de pago económico.