Última Hora

Nuevamente un grupo de trabajadores se manifiesta en las afueras de la casa del Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, en Santa Ana.

En esta oportunidad se trata de personas que laboran en los lavados de autos, mejor conocidos como “lavacar”.

Ellos solicitan al Ministerio de Salud y al Gobierno de la República que les den el aval para trabajar bajo todas las medidas de higiene. 

Esto ya que los lavados de carros no pueden abrir en zonas de alerta naranja debido a la emergencia por el COVID-19.

Los manifestantes portan, en su mayoría, mascarillas o caretas y mantienen la distancia entre personas.

Días atrás otro grupo de aproximadamente 160 vecinos, comerciantes de la zona, también se apersonó a la vivienda del jerarca en busca de una reapertura comercial.

Observe todos los detalles en el video adjunto.