Última Hora

En la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hay gran satisfacción por el trabajo que se hizo para el trasplante de hígado de Josué,, un niño que atravesaba un momento crítico.

Tenía un mes y medio de estar en el hospital esperando un donador que finalmente llegó el viernes anterior.

El proceso para el trasplante duró 14 horas. Inició en el hospital México y concluyó en el hospital Nacional de Niños.

Esta cirugía formó parte de la reactivación del programa de trasplante hepático pediátrico.

Desde marzo, la Caja puso en marcha un plan para que profesionales en trasplante de hígado se unieran en beneficio de los menores.

Según datos de la Caja, 49 personas están en espera de un trasplante de hígado. Esto lo convierte en el tercer órgano más requerido, por detrás de las corneas y riñones.