Última Hora

Hace casi 2 años la vida de una familia cambio en Rincón Grande de Pavas por culpa de una balacera. Ahora un pequeño de 10 años busca ayuda para intentar recuperar la tranquilidad.

Era la noche del 21 de diciembre del 2014 cuando dos sujetos en motocicleta pasaron disparando por un sector Pavas.

Una bala expansiva de una ak-47 alcanzó a Dereck Durán en aquel entonces de 8 años. Hoy en día ya tiene 10 años y en él las cicatrices físicas y psicológicas son evidentes.

El menor recibió dos disparos, el que lo impactó en el abdomen le provocó serias lesiones en los intestinos y la columna.

Por poco pierde la vida, estuvo en el hospital 2 meses, lo han sometido a 13 cirugías y su recuperación todavía no finaliza.

Dereck por más de un año ocupó de una colostomía para sus necesidades, cuando pensaba que había superado esa situación una complicación obligó a realizarle ileostomía que no le ha permitido regresar a la escuela desde las vacaciones de medio periodo.

Esta situación obligó a su madre a dejar el trabajo ya que no puede delegar el cuido del menor.

La madre ha buscado auxilio tanto en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) como el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) pero no ha superado los filtros para obtener la ayuda.

Si usted desea colaborar con esta madre y a Dereck puede contactarla al 7040-1533.