Última Hora

Alimentos contaminados podrían ser la causante de un extraño cuadro nervioso que se presenta en caballos en diferentes regiones del país, el cual ha provocado la muerte de varios animales.

Esta es la principal hipótesis que maneja el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) con respecto a reportes que pudieron recopilar de las redes sociales.

El Dr. Bernardo Jaén, director general de Senasa, mencionó que de momento no tienen identificado el causante de dicho padecimiento en los equinos.

“No hemos identificado el agente que pudo haber provocado dicha intoxicación, pero vamos inclinándonos al tema de la alimentación, que podría estar asociado a la forma cómo se almacena el alimento en las cuadras”, detalló.

Agrega que la sintomatología es similar en reportes recibidos de zonas como Cartago, Guanacaste, Coronado y San Vito, donde los animales presentaron afectación en el sistema nervioso central que provoca temblores, inestabilidad, aceleración respiratoria, ataxia (mala coordinación) e incapacidad de estar de pie.

Mediante pruebas de sangre y muestreos tanto de las pacas de heno como el concentrado de los animales, Senasa descartó que el padecimiento se relacione a una enfermedad infectocontagiosa. 

Ahora se encuentran a la espera de los resultados de otros estudios del laboratorio para alimento de animales de la Universidad de Costa Rica que los ayude a encontrar el causante.

“Por lo general los propietarios de cuadras compran un volumen importante de pacas de heno y concentrado que se almacenan por mucho tiempo y que podría generar, por nivel de humedad, algunos hongos o agentes causantes del padecimiento.

“Pero como no se han realizado denuncias no tenemos conocimiento a ciencia cierta de cuántos animales se han visto afectados y cuántos han muerto”, expresó Jaén.

Como se observa en el video adjunto, Teletica.com recibió el reporte de dos caballos afectados en la zona de Cartago por estos síntomas, de los cuales uno murió.

“Algunos veterinarios que atendieron casos nos informaron que varios animales han venido respondiendo al tratamiento orientado a los síntomas anteriormente mencionados”, concluyó Jaén.