Última Hora

En medio de la crisis causada por el COVID-19, los moteles se reinventan para atraer clientes y no cerrar sus puertas. ​

Los llamados 'hoteles de paso' han acatado las disposiciones establecidas por el Ministerio de Salud. Por lo tanto, operan en un horario de lunes a viernes de 5:00 a.m. a 7:00 p.m con un 50% de su capacidad.​ ​ Además, aplican una serie de estrategias por tranquilidad de sus clientes. 

Por ejemplo, la Cadena Fantasy Rooms utiliza unas calcomanías en cada habitación para que el usuario sepa que el espacio ha sido totalmente esterilizado, desinfectado y aromatizado. De esta manera, es "una zona libre de contaminación por virus, gérmenes y bacterias".

Los moteles Edén, Paraíso, Venus, Jardín Oriental y Maison Doree regalan alcohol en gel y jabón antibacterial a sus clientes.

“Una de las estrategias que estamos aplicando es el mismo precio por más tiempo”, agregó Rocela Acosta del departamento de mercadeo de la cadena Fantasy Rooms.

Estos negocios también recurren a las promociones de comidas y bebidas, según la oferta de cada establecimiento.

Cierre nocturno

La principal afectación que han sufrido los moteles está relacionada con su cierre obligatorio después de las 7:00 p.m y los fines de semana.

“Por el tema del cierre del horario nocturno hay una afectación, ya que es horario con alta demanda. De hecho, todos los días recibimos llamadas de nuestros clientes que solicitan la apertura los fines de semana, así como la posibilidad de quedarse después de las 7:00 p.m; por estas medidas interpuestas por el Ministerio de Salud no podemos brindar el servicio como nos gustaría”, explicó Acosta.