Última Hora

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) defiende las pruebas de saliva para choferes ebrios por ser 10 veces más baratas, asegura que brindará capacitación sobre su uso a los oficiales de Tránsito.

Ya cuatro empresas han presentado sus ofertas para proveer al MOPT y al Cosevi de más de 4.000 pruebas, que van a sustituir las tomas de sangre para alcoholemias que realiza la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Las autoridades aseguran que cuentan con los criterios jurídicos y técnicos que respaldan el mecanismo, pero quiénes tendrán que aplicarlas en la calle no saben cómo se utilizan.

La Caja dejará de hacer las alcoholemias el próximo 6 de mayo, pero el MOPT estima que las pruebas estarían disponibles en el país hasta agosto. Por eso, se reunirán con la Presidenta de la CCSS para buscar una extensión y pagar por los servicios brindados.

Cada alcoholemia cuesta ₡38.000, mientras que las pruebas de saliva tienen un costo que ronda los ₡3.000.

La inversión para comprar las pruebas de saliva ronda los ₡14.000.000.