Última Hora

Los vecinos de Ortega, en Santa Cruz de Guanacaste, están muy preocupados porque, días atrás, comenzaron a aparecer decenas de peces muertos en el Río Las Palmas.

Los habitantes de la comunidad avisaron a las autoridades, ya que se desconoce si estos fueron envenenados por algún químico.

Más alarmante es que han visto a algunos lugareños recoger los peces para consumo personal, lo cual puede ocasionar un gran daño a la salud si no se sabe la causa de su muerte.

Toma de muestras

Tras la denuncia, funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), la Dirección de Aguas, el Centro de Recursos Hídricos para Centroamérica y el Caribe (Hidrocec) de la Universidad Nacional (UNA) y el Organismo de investigación judicial (OIJ) se hicieron presentes al lugar.

Con especialistas realizaron análisis en diferentes puntos del río, así como recorridos por diferentes canales para identificar la fuente.

“Se está en la elaboración del informe policial que será remitido al Poder Judicial para establecer el debido proceso, tendiente a sentar las responsabilidades penales”, informó Anthony Ruiz, administrador del Refugio Nacional de Vida Silvestre Cipancí.

La institución recuerda a la ciudadanía que pueden hacer las denuncias ambientales al 1192.

“Hemos hecho patrullajes terrestres y sobre el río, hemos recolectado muestras de agua y de los peces, será remitido a la Fiscalía Ambiental y se está elaborando el informe policial”, agregó Ruiz.

Por el momento, las autoridades hacen un llamado a los vecinos a no consumir los peces muertos para evitar una posible intoxicación.

Colaboración de Argenis Hidalgo del medio regional Guana/Noticias.