Última Hora

El ministro de Salud, Daniel Salas, denunciará penalmente a los funcionarios del sector salud que se nieguen a la aplicación de la vacuna contra COVID-19, actualmente obligatoria para ese grupo. 

Así lo aseguró, este martes, durante una conferencia de prensa. 

Semanas atrás, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) había indicado que los funcionarios que rechazaran las dosis estarían expuestos a sanciones dentro de la institución; sin embargo, también se aplicarán medidas penales.

"Un perfil de un profesional en salud que ha pasado por una universidad, que justamente son los cimientos científicos los que lo pusieron en frente de un paciente, al no vacunarse está negando esos cimientos científicos", dijo Salas. 

El jerarca recalcó que es un asunto de responsabilidad, de respeto y del llamado que tienen los médicos de no hacer daño. 

"Lamentablemente hay personas que, aún así, a pesar de los razonamientos, niegan la ciencia que los puso en frente de ese paciente al no aplicarse la vacuna. Tendremos, y yo como ministro de Salud, que hacer una denuncia penal", aseguró. 

Esta medida aplicará únicamente para las personas que están obligadas a vacunarse, como los miembros de la CCSS, el Ministerio de Salud y la red de servicios del Instituto Nacional de Seguros. 

La institución deberá esperar a que termine la inmunización del grupo #1 para contabilizar a las personas que no se aplicaron la vacuna y realizar el proceso correspondiente. Según Salas, estará atento y pedirá las listas.