Última Hora

Don Evangelista Blanco entregó toda una vida al cuido de los árboles de ciprés de Zarcero que se convirtieron en toda una atracción turística en la zona.

Su labor de embellecer este parque concluyó el pasado viernes tras ser despedido por el sacerdote de la zona, Kenneth Castillo.

Hoy afirma sentirse tranquilo y en paz, asegura que su salida improvisada generó reacciones de mucha gente que lo apoya y lo motiva a seguir adelante.

Don Evangelista de 79 años afirma que le hubiera gustado que su salida hubiese sido de otra forma y no como se dio.

Ante lo ocurrido el Ministerio de Trabajo investiga el caso para determinar si el despido se dio en la forma correcta.

La diócesis de Alajuela apoya la decisión del sacerdote basándose en que evangelista tiene problemas de salud, en especial con su vista.

Sin embargo, el Ministerio de Trabajo es claro en que antes de tomar una medida por esta causa debe existir un dictamen médico.

Mientras la entidad investiga el caso de don Evangelista seguirá visitando el parque para compartir con quienes aseguran también son su familia.

Entre los elefantes, dinosaurios y hasta un montador encima de un toro pasará los días que Dios se lo permita.