Última Hora

Una vida dedicada a la prevención de enfermedades y a una mejor vejez será motivo de homenaje esta semana.

El doctor Antonio Rodríguez Aragonés, nació en Cartago en 1930 y estudió primeramente agronomía, pero pronto cambió su profesión original por la de médico.

Estudió medicina en Buenos Aires y Mendoza, donde se graduó en 1960.

En ese país contrajo matrimonio con la pintora blanco Ruiz Fontanarrosa, quien lo acompañó el resto de su vida.

Posteriormente, hizo estudios de postgrado en Chile y Estados Unidos y se graduó como experto en salud pública.

Con esas especialidades colaboró intensamente en la reforma del Sistema de Salud en Costa Rica en 1970, en particular en el traslado de los hospitales a la Caja Costarricense del Seguro Social y él impulso de la salud comunitaria.

En 1974, Antonio Rodríguez, fue nombrado director del Blanco Cervantes, entonces hospital antituberculoso, que poco a poco fue convirtiéndose en el primer hospital geriátrico del país.

Rodríguez, estuvo involucrado en muchas otras labores de salud, entre ellas la lucha contra el alcoholismo, el combate a la parasitosis y la letrinización del campo.

Después de ocho décadas de lucha, Toño -como lo llamaban sus amigos- falleció el 7 de noviembre del año pasado.

El Colegio de Médicos, sus amigos y sus familiares, le rendirán homenaje este jueves a las 6 de la tarde en el Colegio de Médicos, en Sabana Sur.