Última Hora

El 18 de marzo fue cuando inició la medida de cierre de fronteras en nuestro país.

Medida que sigue vigente en la parte terrestre.

Desde ese momento se intensificaron los operativos y la vigilancia para evitar el ingreso de personas irregulares y así la propagación del COVID-19.

Según Seguridad Pública, durante estos 5 meses se han logrado rechazar poco más de 20 mil personas.

Entre las personas rechazadas están grupos de nicaragüenses que se ubicaron en las zonas fronterizas de Paso Canoas y Peñas Blancas, los cuales pretendían ingresar al país de forma ilegal.

A esto se suman cubanos y haitianos que han llegado desde Panamá para ingresar por la frontera tica. Sin embargo, estos grupos fueron intervenidos a tiempo.

Los operativos en las zonas fronterizas se mantienen. De hecho, actualmente las fuerzas policiales realizan vigilancia terrestre, marítima y hasta cuentan con el apoyo de drones en las zonas por donde más intentan ingresar al país de forma ilegal.