Última Hora

La hermosa zona de Manuel Antonio, en el Pacífico central costarricense, vive una Semana Santa atípica ante la crisis por el coronavirus que vive el país desde hace poco más de un mes.

Los habitantes del cantón de Quepos al parecer hacen caso a las órdenes del Ministerio de Salud y muchos locales están cerrados.

Las calles lucen desoladas y en algunas comunidades la preocupación es mayor ante los cortes de agua que sufren.

Observe la información completa en el video adjunto.