Última Hora

Los sectores comerciales y municipales no ocultaron su desacuerdo tras conocer que la restricción vehicular sanitaria, por terminaciones de placa pares e impares, regresaría los fines de semana.

Así lo anunció el Gobierno, este martes, durante una reunión con los diferentes sectores, donde, además, se comunicó que la restricción total iniciará a partir de las 9 p. m., es decir, una hora antes.

Esta medida iniciará el próximo sábado 18 y se extenderá hasta el 30 de setiembre.

“Estoy muy preocupado con la noticia que emitió el Gobierno de que va a echar atrás la eliminación de la restricción vehicular sábados y domingos, y que va a quitar una hora de funcionamiento de los locales comerciales”, dijo Tobías Murillo, alcalde de Garabito.

“Nos identificamos con el problema del crecimiento del COVID-19 en el país, pero el Gobierno se equivoca porque no es ahí donde está el problema: las fiestas clandestinas son el verdadero problema, afectando al comerciante honesto y elevando los contagios”, agregó el jerarca municipal.

Declaraciones de Tobías Murillo: 

Murillo aseguró que el Poder Ejecutivo no hace nada para sancionar las fiestas clandestinas y argumentó que solo en su cantón, durante los fines de semana, se registran hasta cinco eventos ilegales con cientos de personas.

La Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (Cacore) también alzó la voz. A pesar de estar en desacuerdo con reestablecer la restricción de los fines de semana, sus representantes piden a los diferentes sectores cumplir con todas las directrices sanitarias y protocolos contra COVID-19.

“Manifestamos nuestro total desacuerdo ante el anuncio de las nuevas restricciones por parte del Gobierno. Los contagios no se están dando en el sector formal, se dan en las fiestas clandestinas y negocios formales que están incumpliendo y que se deberían de cerrar”, dijo Jorge Figueroa, presidente de Cacore.

Declaraciones de Jorge Figueroa: 

La Cámara de Comercio considera que esto significa "un paso atrás" y va en contra de la reactivación económica.

“Los contagios no están en los comercios y este es el momento para vacunar con mayor rapidez, tenemos más de un millón de vacunas para ser suministradas y, por qué no pedir al sector privado ayuda para que la vacunación sea más rápida. La situación económica del país y desempleo es grave, por eso tenemos que trabajar, pero necesitamos que nos lo permitan para poder sacar el país adelante”, aseveró Arturo Rosabal, vicepresidente de la Cámara de Comercio.

Declaraciones de Arturo Rosabal:   


La Asociación de Bares (Asobares) es otra de las que está en contra de la decisión del Gobierno y denunció que la reunión de este martes fue meramente informativa, es decir, no se les tomó el parecer sobre las nuevas medidas sanitarias. Para ellos, la salud es algo primordial, pero tiene que ir en conjunto con la economía.

“Siempre se ven castigados los diferentes sectores, pero los bares y restaurantes son los más afectados. La disminución de horario y el implementar la restricción vehicular lo único que hace es generar más desempleo; vamos en retroceso y el Gobierno está incitando al pueblo costarricense a revelarse porque incitan a que se asista a fiestas clandestinas que no pagan impuestos”, argumentó José Francisco Quesada de Asobares.

Youtube Teletica