Última Hora

El Colegio de Farmacéuticos de Costa Rica se une a la conmemoración de la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antimicrobianos, que se celebra del 18 al 24 de noviembre, y que se realiza con el propósito de generar una mayor comprensión del uso adecuado de estos medicamentos.

Este es el sexto año que se realiza la campaña, que nace por la alianza entre la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), quienes han centrado sus esfuerzos en fomentar mejores prácticas entre los pacientes, los trabajadores de la salud y políticos.

Al igual que el Colegio de Farmacéuticos de Costa Rica, las instituciones involucradas en esta iniciativa desean advertir lo importante que es entender el fenómeno de la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM), ya que su uso indiscriminado pone en riesgo el tratamiento eficaz de las infecciones que son causadas por las bacterias, parásitos, virus y hongos.

“Para nosotros es esencial que las personas entiendan lo importante que es utilizar de forma adecuada los medicamentos antimicrobianos. Es muy común que las personas se automediquen o no tomen estos medicamentos de forma correcta, siguiendo las instrucciones de los especialistas en la materia. Esto ocasiona que la enfermedad se prolongue e incluso que provoque la muerte”, expresó el Dr. José Pablo Díaz Madriz, farmacéutico clínico y vocero del Colegio de Farmacéuticos de Costa Rica.

La Resistencia Antimicrobiana hace referencia a cuando un microorganismo deja de ser afectado por un antimicrobiano al que antes era sensible, y que podía eliminarlo, para detener la enfermedad. Se debe hacer conciencia de que una correcta administración de los fármacos, ayuda a prevenir este problema y a que los tratamientos de las infecciones sean eficaces.

Un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que para el año 2050 habrá más muertes a causa de superbacterias resistentes que por cáncer, no en vano en estos momentos es cada vez mayor el número de infecciones, como neumonía y tuberculosis, que se vuelven más difíciles de tratar. La entidad afirma que, para ese entonces, la resistencia a los antibióticos será la principal causa de fallecimientos en el mundo.

Es importante recordar que el antibiótico solo debe ser suministrado bajo supervisión médica, ya que automedicarse puede generar un alto riesgo en la salud. El paciente debe tomar el medicamento siguiendo de forma precisa las instrucciones dadas por el doctor, cumpliendo con el tiempo indicado, por lo que es evidente que aumentar la dosis de forma no autorizada no significa que la persona vaya a mejorar más rápido.

En la actualidad, la resistencia a estos medicamentos es una de las mayores amenazas para la seguridad mundial, alimentaria y el desarrollo. Este fenómeno puede afectar a personas de cualquier edad, haciendo que su estancia hospitalaria sea más prolongada, incrementando los costos y aumentando las tasas de mortalidad.