Última Hora

Contenido Comercial

En 1920, Próspero Lizano y Próspero Jiménez, en una pequeña cantina de la provincia de Alajuela, crearon una salsa que hoy es la que acompaña la mesa de todos los ticos. 

Nunca se imaginaron el impacto que tendría en la gastronomía costarricense.

El objetivo de estos dos amigos era darle a este encurtido un sabor diferenciador y que fuera reconocido en cualquier lugar donde se disfrutara.

Lizano cumple 100 años de haber compartido el ingrediente secreto para las recetas más deliciosas y también de ser parte esencial de nuestro país.

Lizano, al cumplir su centenario, sigue con el propósito de enaltecer la gastronomía costarricense para que nuestro país sea reconocido por sus deliciosas recetas.

Definitivamente, no es casualidad que se diga que donde sea que se encuentre un tico siempre habrá Salsa Lizano.