Última Hora

Cuatro miembros de la junta directiva del Banco de Costa Rica decidieron desmarcarse de la directora de esa entidad Paola Mora.

Ellos, al igual que ella, mantienen la decisión de no renunciar, pero ahora se mantienen por separado.

“Nuestras razones son de peso”. Este es el título de una nueva carta enviada, ahora solo por 4 directores de la junta directiva del Banco de Costa Rica, al señor presidente de la República Luis Guillermo Solís.

En el escrito reiteran que no renuncian, Mónica Segnini, presidenta del banco; Evita Arguedas, vicepresidenta y los directores Francisco Molina y Alberto Raven.

El presidente Solís pidió la renuncia a los siete miembros la semana anterior por los cuestionamientos que rodean el crédito que dio este banco al importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños.

Llama la atención que aquí no aparece la firma de la directora Paola Mora. Todo parece indicar que los otros directores decidieron apartarse de ella por haber recibido un préstamo de $10.000 por parte del gerente suspendido, Mario Barrenechea, y por supuestamente haberse subido a un avión Bolaños.

Mora no contestó nuestros mensajes enviados en las últimas horas, lo cierto es que aunque hace una semana anunciaron supuestamente que los siete miembros no renunciarían, la junta del BCR se debilitó luego de que los directores Rónald Solís y Gustavo Arias sí se hicieron a un lado.

También en relación con este tema, la comisión legislativa que investiga el crédito que se dio a Bolaños, decidió posponer la comparecencia prevista con el director de la DIS, Mariano Figueres, para este martes.

En una comparecencia el viernes anterior, Barrenechea dijo que tiene una buena relación de amistad con Figueres.