Última Hora

Un solo niño utiliza miles de pañales al año y estos tardan hasta 500 años en degradarse.

Por eso un joven de la León XIII trabaja en una solución para ayudar al ambiente.

Pablo Novoa, estudiante de biotecnología no pudo quedarse de brazos cruzados.

Él y otras cinco personas trabajan en un proyecto para darle a los pañales otro destino.

Pablo vivió 20 años en la ciudadela León VIII, hasta que ingresó a la Universidad Nacional.

Con este proyecto quiere demostrar a otros jóvenes que sí es posible salir adelante.