Última Hora

Pese a que en un acuerdo inicial se pactó que los productos colombianos ingresarían a Costa Rica sin impuestos en 15 años, los industriales de los alimentos de ese país quieren que eso cambie.

Por tal razón un sector como el que representa la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria alza la voz y muestra su preocupación.

El acuerdo original señalaba que los impuestos se reducirían paulatinamente, es decir un uno por ciento por año durante 15 años.

Un cambio en lo acordado afectaría en el sector agroindustrial, a productores de harina de trigo y maíz, panes y galletas, snacks, helados y café entre otros.

Para los empresarios de alimentos, el país no cuenta con las condiciones de competitividad interna que acompañen un mayor nivel de apertura del mercado.

En ese punto surgen elementos el impacto del componente eléctrico y combustibles en los procesos de producción de las industrias.