Para que las cosas mejoren en la producción de alimentos piden mejores tarifas más bajas en electricidad y transportes, mayor combate al comercio ilícito, y mayor apoyo a la pequeña industria.

Entre las cosas positivas que señala este sector está el trabajo de la Asamblea Legislativa.

Aplauden a los diputados, pero les piden socar más la faja en el tema de gasto.

La industria alimentaria pide también un freno a cualquier nuevo impuesto o aumento a los que ya existen.