Última Hora

Los niños podrán convertirse estas vacaciones en granjeros por un día y aprender cómo alimentar a cabras y conejos.

El INBioparque ofrece diferentes opciones para que los más pequeños le declaren la guerra al aburrimiento.

Ahí pueden disfrutar de la naturaleza e incluso de un carrusel con ponys reales.

Pero si su idea es más bien que reciban algún tipo de curso de verano, también hay talleres disponibles de una o dos semanas.

Eso sí, debe reservar su espacio con anticipación.

El INBioparque está abierto de martes a domingo de 9 de la mañana a 4 y 30 de la tarde. La entrada cuesta 2900 para niños y 4150 para adultos.