Última Hora

Nacional

Imponen medidas cautelares contra funcionaria de la CCSS sospechosa de sustraer casi 2.000 tablets

La mujer de apellidos Mesén Bonilla es investigada por el delito de peculado

El Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José impuso medidas cautelares este miércoles contra una funcionaria de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), quien es sospechosa de sustraer equipo tecnológico de la institución por un valor de $611.000.

Un día después de que la Fiscalía ordenara su detención, la mujer de apellidos Mesén Bonilla quedó suspendida por seis meses de su cargo y no podrá salir del país. Además, deberá firmar una vez al mes y no podrá acercarse a las oficinas centrales de la CCSS ni a los testigos del proceso.

Durante el allanamiento a su vivienda en Dos Cercas de Desamparados las autoridades lograron decomisar evidencias importantes para el desarrollo de la investigación por el presunto delito de peculado.

La hipótesis de la Fiscalía es que Bonilla, quien trabajaba para el proyecto Expediente Digital Único en Salud (Edus), se asoció con otra persona para idear un plan delictivo en el que habrían engañado a una empresa que ganó una licitación para proveer a la CCSS de 1.998 tablets, las cuales serían utilizadas para el desarrollo del sistema informático.

Sin embargo, la sospechosa habría hecho creer a los proveedores que debían entregar el equipo tecnológico en una bodega en Guadalupe, pues argumentó que las instalaciones oficiales en La Uruca no contaban con espacio.

Se presume que Bonilla logró apropiarse del equipo, pues hasta ahora no se conoce el paradero de los bienes que pertenecen a la Caja.