Última Hora

La semana anterior el equipo quirúrgico y médico del Hospital Max Peralta de Cartago realizaron por primera vez en su historia un trasplante de riñón, un hito que además significa el banderazo de salida para que ese centro médico arranque con su programa de trasplante renal.

La gerente médica de la Caja Costarricense de Seguro Social, doctora María Eugenia Villalta, aseguró que se trata de un paso muy significativo, pues hasta ahora el Max Peralta venía funcionado como centro receptor de órganos y tejidos para pacientes que eran trasplantados en otros establecimientos de salud, un hecho que cambiará a partir del miércoles anterior.

 “Me cuesta creer que esto haya pasado, antes del miércoles pasado era otra persona, me cansaba mucho, amanecía con dolores, no dormía ni comía bien, me daba comezón en todo el cuerpo, era una condición que me limitaba mucho. Saber que soy el primero en Cartago y que se abrió una posibilidad para la gente que estaba como yo me da mucha alegría y no puedo más que dar gracias a Dios y al hospital”, comentó el paciente en declaraciones difundidas por el departamento de prensa de la CCSS.

El doctor Ernesto Castro, nefrólogo que lideró el trasplante, aseguró que el Hospital demostró que cuenta con la capacidad y eso significa que tiene personal, equipos y mucho interés en hacer las cosas de la mejor manera.

“Estábamos a la espera de un caso y se dieron las condiciones idóneas: una estricta coordinación institucional con los equipos locales y de nivel central de la CCSS, que incluyeron la visita de un experto para evaluar requisitos, así como el aval del Ministerio de Salud” comentó.  

El procedimiento se le realizó al paciente con más antigüedad en hemodiálisis en ese establecimiento de salud, una vez que fue preparado y se obtuvieron las pruebas de compatibilidad inmunológica. La cirugía duró cerca de tres horas y trascurrió con normalidad.

De acuerdo con el reporte de los especialistas, desde las primeras horas la respuesta del paciente fue excelente, estuvo consciente, totalmente orientado y conversando, al punto que se le podrá dar de alta esta semana.

En el año 2016 el hospital Calderón Guardia realizó cerca de 22 trasplantes de riñón a pacientes referidos por el Hospital Max Peralta y a los cuales se les da seguimiento desde Cartago. De acuerdo con el Dr. Castro el mayor deseo es impulsar este procedimiento para evitar que los pacientes con donante o en lista de espera de órganos, tengan que trasladarse a otros centros para obtener un servicio que ya puede brindar el Max Peralta.