Última Hora

Una nueva campaña del Hospital Nacional de Niños, llamada Ni un segundo, busca llamarles la atención a los padres para evitar que sus descuidos impliquen más quemaduras en menores de edad.

Durante este año el centro médico ha atendido a unos 100 pequeños por estos padecimientos, el 60% por quemaduras con agua caliente.

Según las autoridades, simples cuidados básicos –ver video– pueden ayudar a que estas cifras no sigan en aumento.

La tasa de mortalidad de la Unidad de Quemados de este hospital tiene cuatro años de estar en cero.

El último caso reportado fue el de Mathías, un niño que en su andadera jaló un cable y quemó su cuerpo, heridas que lo llevaron a la muerte.