Última Hora

Con la llegada de navidad y fin de año es más común la utilización de pólvora y es en esa época donde aparecen los menores quemados.

Después del año 2001 con la prohibición de venta y manipulación se disminuyeron los casos, de acuerdo con el reporte del hospital de Niños.

En promedio se presentan 10 casos por año, pero la idea es que los costarricenses hagan conciencia y se quede en cero.

Según el centro médico, la llamada pólvora no explosiva, como las luces de bengala también es problemática.

Según las autoridades, la negligencia de adultos es la principal causa de las quemaduras de menores de edad.