Última Hora

El hospital Max Peralta de Cartago se convirtió en el hogar de un niño con síndrome de Down que acaba de cumplir un año.

Él vive en el centro médico porque la casa de su familia no reúne las condiciones para desarrollarse sanamente.

José Steven tiene unos cinco meses de vivir entre las paredes de dos hospitales: primero estuvo en el de niños y ahora en Cartago.

Esta vecina de El Dique la Mora, en Cartago, tiene otros tres hijos de 12, 9 y 6 años. Ella recibe ayuda del Imas, pero apenas alcanza para comer.

Si usted desea información para ayudar a esta familia puede escribir al correo: [email protected]