Última Hora

Este jueves Arnoldo Villalta contó su historia. Hace dos años presentó una denuncia contra el sacerdote Hernán Castillo, acusándolo de un supuesto abuso sexual.

Los hechos ocurrieron en 1983 y se extendieron por seis meses.

“Fue una desgracia con ese hombre ya que me convenció a través de la fe, del perdón y me dijo que no había pecado en esa situación. Yo jamás busque que esto me pasara, al igual que a muchos jóvenes que les pasa y no denuncian el abuso”, contó Villalta en una conferencia que se llevó a cabo en la Curia Metropolitana.

Las declaraciones de Villalta vienen en momentos en que en Roma se inició una cumbre sobre abusos sexuales por parte del clero contra varias víctimas de diferentes continentes que piden al Vaticano que se cambien las legislaciones para castigar a los abusadores.

Asimismo, la cúpula de la Iglesia Católica de Costa Rica le pidió al sacerdote, Mauricio Víquez, entregarse a las autoridades luego de que este huyó del país tras acusación penal en su contra por una presunta violación a un niño.

Para más detalles de las declaraciones puede ver el vídeo adjunto.