Última Hora

Esperanzados: así se sienten los pediatras este año ante la llegada de la época lluviosa. Esperan que las infecciones respiratorias en niños, y especialmente las hospitalizaciones, no sea tantas este 2021.

A partir de abril y mayo, cuando arrancan los fuertes aguaceros, las personas tienden a mantenerse más confinadas, dentro de la casa y en el transporte viajan con las ventanas cerradas.

Esto los convierte en entornos peligrosos para cualquier contagio.

El positivismo se basa en las medidas que las personas han venido aplicando hace un año para prevenir el COVID-19 que, “de rebote”, hacen que disminuyan las demás enfermedades de transmisión, según explicó la doctora Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños (HNN).

Es importante resaltar que el aumento siempre existe, pero se espera que sea menor.

“Si seguimos cumpliendo esas indicaciones yo creo que la estación lluviosa probablemente nos va a dar un leve incremento, porque siempre lo produce, pero creo que va a ser de menores dimensiones que los que hemos visto en la época pre pandémica”, aseguró.

Los chicos que se podrían ver más afectados son los alérgicos, ya sea por rinitis o en la piel. Según indicó Arguedas, lo que podría causar es un resfriado común.

Sin embargo, hay una situación en particular que preocupa a las autoridades.

“A nosotros los pediatras nos preocupa de manera muy especial una infección respiratoria que es de la vía aérea pequeña que se llama bronquiolitis que es producida por el virus respiratorio sincitial que en promedio aquí en el Hospital de Niños genera 2.200 hospitalizaciones cada año”, añadió.

Este virus afecta, más que todo, a bebés menores de 2 años.

La directora aseguró entender que las personas están cansadas y que han hecho lo mejor que se pueden. Sin embargo, bajar la guardia en este momento no es una opción.

“En época lluviosa si tenemos que ser todavía más cuidados en usar el cubrebocas y utilizarlo bien, evitar las aglomeraciones, valga decir evitar el consumo de cigarrillo y evitar que los niños estén expuestos al fumador pasivo porque esto aumenta su vulnerabilidad de tener infecciones respiratorias”, explicó la Arguedas.

El Hospital de Niños todos los años se prepara para estos meses lluviosos y este 2021 no es la excepción: ya tienen listas todas las previsiones de insumos como respiradores y medicamentos.

En el caso del dengue, de igual manera se espera un leve aumento, pero esto ocurre más que todo en los sectores rurales.