Última Hora

Herediano estrenó su corona en este Torneo de Apertura con un empate sin goles ante un Guadalupe FC que jugó toda el segundo tiempo con un hombre menos.

La marcada vocación ofensiva del equipo de Hernán Medford no fue suficiente para doblegar a los guadalupanos, que se defendieron con hidalguía aún en la inferioridad.

La primera mitad dejó ver la propuesta habitual del Team: un equipo que disfruta de la posesión de balón y traduce ese dominio en opciones, más allá de las variantes que el equipo florense presentó.

En la otra acera hubo más para analizar, con un conjunto que tomó como base el desaparecido Belén FC pero se presentó al país con más que solo un nombre nuevo.

Armado a punta de refuerzos y con un cuerpo técnico nuevo, Guadalupe dejó ver cosas buenas en su estreno: un puñado de figuras de experiencia que saben a lo que juegan y pueden controlar un juego, pero que fallan todavía en la elaboración.

La infantil expulsión de Jason Prendas por doble amarilla al 41’ presagió un desenlace complicado para los debutantes, que jugaron así más de una mitad en inferioridad.

Medford, acostumbrado a aprovechar esos favores, sacrificó un contención para llevar aún más ofensiva, pero fue ahí donde nombres como el de Rónald Mauricio Montero y Erick Marín sobresalieron.

Un palo de Miguel Ángel Landín al 59’ fue lo más claro de Herediano para quebrar el cerrojo guadalupano, que al final consiguió llevarse un punto del siempre difícil Rosabal Cordero.

El campeón nacional tropezó en el arranque del Apertura, pero dejó claro que en un campeonato con tantos procesos nuevos su apuesta, más que probada, sigue intacta.