Última Hora

37 meses después de aquel nacimiento en la medicina privada, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció los primeros bebés in vitro esta semana.

Fue un 8 de marzo del 2017, hace poco más de 3 años, que una pareja herediana se convirtió en la primera en ser padres gracias a esa técnica in vitro en Costa Rica tras la caída de la prohibición que no permitía aplicar la técnica en el país.

Fueron decenas de parejas que por años vivieron en la incertidumbre, debido a un proceso internacional que inició a principios de este siglo y en el que 12 años después se condenó al país a implementar la técnica.

No fue hasta mediados del 2016 que se realizaron los primeros ciclos de fertilización en la medicina privada.

Jenny y José fueron parte de aquellos primeros ciclos realizados por el centro fecundar Costa Rica en julio del 2016, centro que a la fecha es responsable del nacimiento de 265 pequeños.

En Costa Rica en la actualidad 3 centros privados aplican la técnica y más recientemente la seguridad social anunció el nacimiento de los primeros 3 pequeños in vitro.

El primero de ellos el sábado anterior; hablamos de Isabel Lucía, la madre de la pequeña dio a luz a las 8:50 de la noche en el Hospital Nacional de la Mujer Adolfo Carit.

La pequeña pesó 2 mil 530 gramos y midió 60 centímetros.

Los padres de Isabel son vecinos de Grecia y durante 5 años intentaron tener un hijo y por eso decidieron someterse a este tratamiento.

Y el jueves anterior nació Abby, la tercera bebé concebida por fertilización in vitro en la seguridad social.

Abby nació en el Hospital Nacional de las Mujeres pasadas las 2 de la tarde de este jueves con un peso de 2 mil 700 gramos y midió 47 centímetros.

Así, las tres primeras parejas tratadas por la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad de la Caja son dadas de alta al llegar todas a buen término en sus embarazos.

En la seguridad social el procedimiento lo realiza la CCSS sin ningún costo extra al seguro que se paga normalmente, se debe hacer la solicitud en la clínica o ebais y de ahí serán trasladados a la Unidad de Medicina Reproductiva que trabaja también con el Hospital México y el Hospital de las Mujeres.

12 parejas más que se sometieron a esta técnica también están esperando a sus hijos.

Este tema no siempre tiene un final feliz porque en la actualidad 20 parejas que no pudieron ser padres pese a la caída de la prohibición tienen demandado al estado en tribunales contenciosos, ya que por factores como la edad no pudieron acudir a la técnica a tiempo, por la prohibición de 12 años.