Última Hora

Bolsas rotas y basura expuesta.

Con eso conviven miles de personas todos los días que se recoge la basura en las comunidades.

Los habitantes de la calle y los recolectores de reciclaje rompen las bolsas de desechos en busca de comida y algo de valor para vender o reciclar. Para esto hurgan en la basura y dejan las bolsas abiertas y la basura tirada.

El creciente número de estas personas que practican este tipo de buceo provoca dificultades a las municipalidades que velan por la limpieza de las calles.

Solo en el casco central de la capital, la Municipalidad de San José invierte 19 millones de dólares al año, así como, 7 millones de dólares en aseo de aceras y 12 millones de dólares en recolección.

A diario retiran de las calles 40 toneladas de las aceras y 12 en la recolección diaria de basura.