Última Hora

Luego de varios días de trabajar en las aguas del Pacífico los guardacostas de los Estados Unidos finalizaron su tarea, sin embargo, no lograron ubicar el catamarán hundido meses atrás.

Según las autoridades el equipo de sonar que usaron los norteamericanos ubica un objeto rectangular a 66 metros de profundidad, pero no confirmaron que se trata del catamarán.

El protocolo de los norteamericanos indica que en los próximos meses estarán enviando dos informes a las autoridades nacionales.

Uno de ellos referente a  la búsqueda del catamarán y el otro sobre las leyes costarricenses de navegación.

Desde hace 5 años un proyecto está en la Asamblea Legislativa y, ahí se encuentra estancado.

Según el Servicio Nacional de Guardacostas las corrientes en el fondo marino son muy fuertes y no permiten ver con claridad que es el objeto ubicado.

No se descarta que ahora la tarea de ubicar el catamarán pueda ser asumida por una empresa nacional.

Así las cosas, la investigación para determinar qué ocurrió el 8 de enero parece complicada.