Última Hora

El Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) atendió varios incidentes en el Pacífico de nuestro país debido al fuerte oleaje.

Uno de los hechos ocurrió cerca de la Isla San José, a unas 10 millas de la costa de la Península de Santa Elena, en Santa Cruz, Guanacaste.

La embarcación con al menos diez ocupantes se encontraba a la deriva tras experimentar un fallo en el motor.

Guardacostas de Flamingo se trasladaron a la zona para brindarle colaboración a la embarcación en problemas.

Al parecer, el motor se les apago y la batería no les dio energía para arrancarlo nuevamente. Su mayor preocupación era que estaban muy próximos a grandes rocas de la Isla San José, contra las cuales corrían el riesgo de colisionar en cualquier momento.

La mayoría de los tripulantes eran turistas, todos fueron custodiados hasta la antigua marina Flamingo.

El otro de los rescates se presentó cerca de playa Palito en el Golfo de Nicoya.

En la zona Guardacostas divisó una panga con un tripulante, el cual hacia señas para que ellos se acercaran.

Una vez establecido contacto con las autoridades, dicho tripulante indicó que el capitán había sufrido un accidente y se golpeó la cabeza.

Lo anterior debido a que la pata del motor de la nave pegó contra unos trasmallos que habían sido instalados en el lugar por otros pescadores, provocando un movimiento inesperado de la lancha, haciendo caer al capitán.

Tras golpearse la cabeza, el paciente perdió el conocimiento, por lo cual los oficiales del Guardacostas procedieron a trasladarlo hasta su estación.

Las autoridades piden tener precaución, pues las cálidas condiciones del tiempo provocan vientos acelerados y esto puede perjudicar la navegación.