Última Hora

Un equipo de especialistas en comportamiento criminal concluyó, en el 2016, que la actitud del principal sospechoso de matar a la niña Josebeth Retana lo comprometía con el hecho.

El exfiscal general, Jorge Chavarría, indicó en ese momento que no había caso y hoy no se sabe si está prescrito.

En el 2016 un grupo de agentes judiciales intentó revivir la investigación del crimen de la pequeña Retana cuyo cuerpo apareció el 5 de setiembre del 2005 a la orilla de una quebrada en Ticari de Horquetas en Sarapiquí.

Un grupo de especialistas en el análisis de comportamiento criminal entre los que había psicólogos, forenses y otros analizaron al principal sospechoso individualizado en dos informes de la Policía Judicial.

Ese informe concluyó que el hallazgo de una carta que el sospechoso le envió a varios familiares evidenciaba un sentimiento de culpa, pero además se analizaron sus actuaciones durante ese 5 de setiembre, un día como hoy hace 14 años.

Para más detalles puede ver la nota completa en el vídeo adjunto.