Última Hora

Un juicio de divorcio en Estados Unidos generó una serie de acciones legales que mantienen diferencias a lo interno de la empresa Gas Zeta.

Debido a un cambio de administración, algunos empleados temen por supuestos despidos. Pero según el nuevo gerente designado, el trabajo está garantizado para la planilla de 450 personas.

Este martes, la Aresep reportó un atraso de hasta dos días en el abastecimiento del gas, pero el Gobierno y la misma empresa garantizan el servicio, a pesar de que tres de las cinco plantas aún no están en control de la nueva administración.

Las diferencias se generaron luego de que el Ministerio de Seguridad Pública hiciera efectivo el desalojo del gerente anterior, todo a raíz de las acciones legales entre las partes.

Por medio de un comunicado de prensa, el gerente que fue desalojado aseguró que la nueva administración no ostenta la representación legal de la empresa.