Última Hora

Este jueves el Gobierno presentó una propuesta que incluye nuevos impuestos, eliminar algunas exoneraciones y la venta de algunos activos como parte de las negociaciones para logra un préstamo de $1,750 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Del lado del gasto, se incluiría un impuesto temporal a todas las transacciones financieras que sería de 0,3% sobre el monto de la transferencia para el 2021 y 2022, y 0,2% los siguientes dos años

Según el ministro de Hacienda, Elian Villegas, esto es el equivalente, en ingresos para el Estado, de cambiar el IVA (Impuesto de Valor Agregado) de 13 al 20%. Además, la idea de este impuesto es financiar la eliminación del 5% que pagan los patronos como carga social a Fodesaf.

También se incluye una sobretasa al impuesto de renta para salarios superiores a los a ¢840.000, conservado las escalas actuales. 

Esto implica que el primer estrato, que va de ¢840.000 hasta ₡1,233,000 pasaría de pagar un 10% a un 12%; mientras que el último estrato, que va de ₡4,325,000 en adelante, pasaría de 25% a 35%.

Según detalló el jerarca, actualmente una persona que gana 900 mil paga 6 mil de renta, y ahora pagaría 7,500; mientras que en un salario de 8 millones pasaría de cerca de 1,5 millones a 2 millones.

También se anunció un nuevo impuesto de 25% a los premios de la lotería.

El Ejecutivo propuso, además, un aumento en la tasa de impuesto a bienes inmuebles que pasaría de 0,25% a 0,75% y el diferencial, en lugar de ir a las municipalidades, se le trasferiría al Estado.

Adicionalmente, se incluiría un cobro extra de 5% a las remesas. 

Otras iniciativas

La propuesta del Gobierno incluye eliminar la exoneración del impuesto de renta al salario escolar, a Caja de Ande, a Sociedad de Seguros de Vida del Magisterio y a las grandes Cooperativas. 

Otra de las iniciativas es adoptar la renta global en el sistema tributario a partir del año 2023.

Del lado de gasto se incluye una movilidad laboral voluntaria para el sector público, que según detalló la ministra de Planificación, Pilar Garrido, podría tocar a unas 7 mil personas. 

Otra de las propuestas es implementar la no acumulación de anualidades hasta el año 2024 para todo el sector público.

Adicionalmente, se aplicaría una reducción del aporte del Estado para deuda política, que pasaría de 0,19% al 0,10% del PIB, lo que representaría unos 30 mil millones de colones de ahorro, según el jerarca de Hacienda.

El Ejecutivo también impulsaría el proyecto de empleo público que se encuentra en la Asamblea Legislativa y propone eliminar el sistema de pluses salariales para los futuros funcionarios del sector público.

Villegas recalcó medidas ya adoptadas, como el cumplimiento de la regla fiscal, así como la decisión de congelar los salarios del sector público hasta que la relación deuda-PIB del Estado no baje del 60%.

También aseguró que la próxima semana se “elegirán los comisionados” designados para re-negociar y recortar el gasto de alquileres, así como de programas y equipos de cómputo.

En cuanto a la venta de activos del Estado, el ministro de Hacienda aseguró que se limitarán a las ya planteadas: la Fábrica Nacional de Licores (FANAL) y el Banco Internacional de Costa Rica (BICSA), así como la venta de tierras ociosas del Estado. 

Según detalló, con todas estas iniciativas se espera lograr un superávit primario por arriba del 2% para el año 2024 y disminuir la relación deuda/PIB, a cerca del 50% para el 2034.

El jerarca aseguró que las medidas se vuelven urgentes por los efectos de la crisis sanitaria. "La pandemia nos sacó más de un billón de colones del financiamiento del Estado", advirtió Villegas.

Las medidas anunciadas por el Gobierno serán analizadas por la Asamblea Legislativa, ya que los diputados son los encargados de aprobar o rechazar la propuesta.