Última Hora

Allan Benavides es el gerente general de la Empresa de Servicios públicos de Heredia (ESPH), y en septiembre anterior se conoció que se le había aprobado un aumento que elevó su salario a ¢10,6 millones.

La noticia estuvo rodeada de cuestionamientos.

Sin embargo, luego la Junta Directiva de la ESPH decidió bajar el jugoso salario a ¢8,3 millones, y ordenó a Benavides devolver el incremento disfrutado.

Benavides debe devolver ¢6 millones, pero se le dio un plazo de 4 años para hacer la devolución.

El diputado Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, criticó fuertemente este hecho, pues asegura que mientras el alza salarial para este gerente se aprobó rápidamente, tiene tiempo de sobra para reintegrar el dinero.

También aseguró que la ESPH contrató a la consultora Pricewaterhouse para hacer un estudio sobre el aumento de salario, y según Alvarado, se pagaron $18.000 para costear ese análisis, un costo demasiado alto para el legislador.