Última Hora

No fue solo un regalo de Navidad sino el regalo más grande que tendrá su vida y lo recibió el 24 de diciembre, cuando el médico llamó al periodista Gerardo Zamora.

Cada vez que cuenta cómo ocurrió esa llamada inesperada no puede contener su voz y algunas lágrimas.

“¡Fue puña! (hace pausa) Estaba en el patio y recibí el WhatsApp del médico, lo llame y me dice: “Gerardo acabo de revisar su resonancia magnética y usted está limpio” dijo el experiodista de Telenoticias alzando las manos al cielo.

En estos dos años ha pasado por el quirófano tres veces porque el meningioma o tumor se alojó detrás de su ojo derecho y no quería dejarlo en paz.

La tercera operación fue la más importante, porque existía un gran riesgo de perder el ojo, durante las 12 horas del procedimiento.

“La primera operación fue noviembre del 2019 en julio, en noviembre del 2019 y noviembre del 2020. Los médicos fueron avanzando poco a poco hasta que “la pegamos” contó el comunicador.

El tumor desapareció después de abrumadores tratamientos, exámenes, radioterapias. Su ojo derecho quedó en perfectas condiciones, aunque “el párpado está caído porque tocaron un tendón, luego vendrá una cirugía rápida para corregir eso”

Tuvo un gran hombro que le dio fuerza y lo mantuvo en la fe, su esposa Ginnés Rodríguez junto a sus dos hijos. Con ella cumple once años de casado y quiere vivir muchos más porque es el amor de su vida.

“Yo me siento millonario, estando en este parquecito viendo niños (...) Yo puedo caminar, tomarme un refresco, comerme un gallito, eso es ser millonario”

El comunicador agradece el gran trabajo que hace la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) con las personas enfermas.