Última Hora

Ante la aprobación en segundo debate del expediente 21.478, “Ley para el aprovechamiento sostenible de la pesca de camarón en Costa Rica“, con la cual se reactivaría la pesca de arrastre de camarón, muchos sectores del país han manifestado su descontento. 

Especialmente organizaciones de fines de lucro defensoras del océano como la Fundación OneSea.

Se espera que esta semana el presidente Carlos Alvarado firme o vete dicha ley.

A continuación las seis razones por las que esta fundación rechaza la pesca de arrastre:

1. El estudio llamado “Evaluación de los porcentajes de exclusión de FACA en la pesca de arrastre de los camarones de profundidad y otras mejoras, en el Océano Pacífico Costarricense” realizado por Incopesca y en cual se fundamenta el proyecto de ley 21.478, es insuficiente. El estudio se concentra en la pesca incidental durante un plazo insuficiente, en un área muy limitada en la entrada del Golfo de Nicoya. Por lo tanto, dicho estudio no es representativo de la totalidad de áreas a faenar para extraer camarón. El estudio no ha sido confirmado ni validado por la academia científica.

 2. Son necesarios estudios del impacto en los fondos marinos, sobre la biomasa existente, y las repercusiones sociales y económicas que genera este arte de pesca en otros sectores.

3. La pesca de arrastre es un arte de pesca no selectiva, por esta razón tiene un impacto en diversas especies y todo tipo de organismos, ambos de gran importancia, pero que no son de interés de quien realiza la actividad, a estos llaman fauna acompañante y es desechada.

4. La pesca de arrastre tiene un impacto negativo sobre diversas actividades, como el ecoturismo, pesca deportiva y la más notoria, en la pesca artesanal de la cual dependen muchas comunidades costeras y miles de personas, debido a que afecta los ecosistemas marinos, especies de consumo y otras de gran valor.

5. El proyecto 21.478 pretende modificar el artículo 46 de Ley de Pesca y Acuicultura desmejorando la protección de nuestros océanos, violentando de esta forma los principios de progresividad y no regresividad ambiental. Otros principios que se ven afectados en el proyecto propuesto son el principio general de objetivación de la tutela ambiental, principio precautorio y finalmente el desarrollo democrático sostenible.

6. La Fundación OneSea considera que otras alternativas se deben de desarrollar en conjunto con la academia científica. Promoviendo la maricultura con estrictos lineamientos ambientales, la producción de camarón sostenible y ambientalmente amigable es posible.

Con los fundamentos anteriormente planteados, Eduardo Leitón, delegado ejecutivo de la Fundación OneSea le solicita al presidente vetar la ley.