Última Hora

El Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, aseguró esta mañana en conferencia de prensa que ya no serán más permisivos y se volverán más “enérgicos” para hacer cumplir la ley y evitar bloqueos y sabotajes a entidades pública como Recope.

“Hemos tratado de dialogar y tener paciencia con los manifestantes, pero ya hemos sufrido un atentado contra el personal del Estado y sus instalaciones.

"Se trata de una evidente mano criminal total y absolutamente delictiva, por lo tanto, nosotros hacemos responsables de estos acontecimientos a las manifestaciones que ocurren en el país”, expresó Soto.

El ministro hizo énfasis en las bombas molotov que decomisaron en Limón y una serie de saqueos contra locales comerciales en esa misma provincia.

"El Gobierno ha tratado de garantizar la seguridad de los ciudadanos, sin embargo, ya estamos llegando a consecuencias bastante graves”.

También reveló amenazas que funcionarios de Recope que no se unieron a la huelga han recibido, incluso ya dispararon contra la propiedad de estos y pudieron matar a alguien.

“El clamor de la ciudadanía en general es que seamos más enérgicos para poder garantizar la paz social y lo haremos para evitar bloqueos, daños y violencia que puede llegar incluso a la muerte de inocentes.

Nuestra intención no es chocar con ninguna persona, no es lastimar a nadie, pero tenemos que actuar en el cumplimiento de la ley y asegurar el libre tránsito de todos los ciudadanos e impedir la obstaculización de los servicios esenciales”, aclaró Soto.

También hizo un llamado nuevamente a los dirigentes de estas manifestaciones.

"No queremos que ninguna persona muera y ya hemos estado cerca con este tipo de amenazas, ya pasamos a consecuencias graves, entren en cordura porque sin duda alguna estos acontecimientos tienen relacione directa con las manifestaciones”, indicó.

Soto llamó a la paz, a la tranquilidad, a la cordura y a evitar este tipo de acontecimiento que son muy graves y que aplicarán la ley cual se establece.