Última Hora

La Sala de Casación Penal expuso su preocupación por la falta de nombramiento de magistrados suplentes en ese órgano, lo que le ha impedido sesionar debido a la ausencia de uno de sus miembros titulares por incapacidad.

El Poder Judicial confirmó, este martes, que la presidencia de la Sala comunicó a la Corte Plena la desintegración del alto tribunal penal debido a esa falta de designación de los suplentes.

Según se dijo en la sesión de ayer lunes, desde el mes de setiembre anterior se aprobó la lista y se envió la recomendación a la Asamblea Legislativa para el nombramiento de esos magistrados.

Sin embargo, el proceso avanza lento en Cuesta de Moras.

“El último nombramiento de suplente en el cargo venció el 7 de diciembre de 2020, mientras que los anteriores el 27 de noviembre de ese mismo año, momento en que el Poder Legislativo ya contaba con la respectiva notificación por parte de la Corte Suprema de Justicia”, dijo el Poder Judicial.

Patricia Solano, presidenta de la Sala, aseguró que la desintegración del tribunal conlleva graves consecuencias, como que no se puedan conocer y resolver casos que involucran personas privadas de libertad, juzgamientos de miembros de supremos poderes.

La Presidencia de la Corte Suprema de Justicia aseguró que remitirá esta tarde un oficio dirigido a la Presidencia de la Asamblea Legislativa y de la Comisión de Nombramientos instando a tomar en consideración la urgencia de estos nombramientos.

Precisamente, el lunes, los diputados de ese órgano discutieron sobre las elecciones de esos ocho magistrados suplentes; sin embargo, la discusión se encuentra detenida por las seis apelaciones presentadas al proceso por personas que no alcanzaron el puntaje requerido.

De esas, cinco fueron rechazadas y una fue acogida parcialmente dándole un punto más al participante, pero aún así ese no alcanzó el puntaje.

El siguiente paso es que los diputados agenden entrevistas con los candidatos que si lograron el puntaje y los reciban en la comisión.