Última Hora

La falta de mecanismos de control eleva los costos y plazos de las obras reconstruidas por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Así lo asegura un informe revelado este martes por la Contraloría General de la República, que evaluó 48 obras ejecutadas por la Comisión entre 2013 y 2019.

Según el informe de auditoría, de estos 48 proyectos 11 tuvieron en promedio un aumento de 44% en su costo final, mientras que los restantes 37 el aumento promedio fue de 23%. Esto significa una variación de ₡4.922 millones entre el monto estimado y el costo final.

La auditoría señala además que en 27 de estas obras se evidenció el trámite de modificaciones por asuntos previsibles como por ejemplo lluvias ordinarias. Estas modificaciones devengaron ₡3.044 millones.

“En relación con el plazo, se determinó que 42 proyectos tardaron en promedio 7,8 meses más de lo originalmente previsto, lo cual evidencia un bajo nivel de madurez en la gestión de proyectos según buenas prácticas internacionales”, afirma el informe.

La Contraloría utiliza como ejemplo la reconstrucción de la ruta cantonal de 2.2 km entre Sarchí Norte y Bajos del Toro en Alajuela, la cual lleva más de seis años en ejecución y cuyo costo ha aumentado en cerca de ₡2.000 millones, más del 100% con respecto al costo inicial estimado (₡260 millones).

“Las situaciones encontradas obedecen a que la CNE enfoca sus esfuerzos directamente en la ejecución de la obra, sin completar fases previas como formulación y planificación, con lo cual no identifica de forma precisa la necesidad pública a atender y la selección de la alternativa óptima para tal fin”, explicó el informe.

“De esta forma, no se prioriza el orden de atención de los proyectos en función del impacto para las comunidades, la disponibilidad de recursos y capacidad de supervisión de la CNE; y no se evidencia suficientemente el nexo causal entre los proyectos y la emergencia.

“Además, se seleccionan instituciones públicas como unidades ejecutoras pese a carecer de la experiencia necesaria, por lo cual la CNE asume funciones incongruentes con su rol, en detrimento de la supervisión del correcto uso de los recursos del Fondo Nacional de Emergencias”, añade.

La Contraloría ordenó al presidente de la CNE elaborar una propuesta de ajuste a los reglamentos que regulan la reconstrucción de obra con el fin de implementar la gestión por portafolio, programa y ciclo de vida de proyectos y someterlo a aprobación de la Junta Directiva.

También se ordenó a la directora ejecutiva de la Comisión establecer e implementar un control de inversiones del Fondo Nacional de Emergencias y de medición del desempeño de unidades ejecutoras y contratistas, mientras que será responsabilidad de la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos instaurar un control que asegure la implementación de buenas prácticas de gestión en los proyectos de reconstrucción a cargo de la CNE.